Manda Alemania en la Confederaciones

Reforma. 

Ciudad de México. “El futbol es un deporte en el que juegan 11 contra 11 y al final siempre gana Alemania”… ya sea la “A” o con la “B”.

En San Petersburgo, la Selección Alemana reafirmó su condición favorita para ganar el Mundial del 2018, tras derrotar 1-0 a Chile para levantar el título de campeón de la Copa Confederaciones de Rusia 2017.

La escuadra de Joachim Löw aprovechó los errores del bicampeón de América, a la que le falló la contundencia y en el complemento perdió la cabeza y su futbol.

La Mannschaft, campeona del mundo, ganó por primera vez la Copa Confederaciones en su historia con una escuadra juvenil y sin sus principales figuras como Neuer, Hummels, Kroos o Müller, entre otros.

Alemania tuvo una y no perdonó, ya que al 20′, Lars Stindl abrió el marcador capitalizando un error en la salida de Marcelo Díaz, a quien Timo Werner le quitó el esférico y se lo dio al “13” para el gol.

El tanto de Stindl fue el primer remate de Alemania al arco chileno, tras una presión constante de los campeones de Sudamérica que descolocó al joven plantel germano y generó una llegada tras otra a la portería de Ter Stegen.

La mejor ocasión de Chile fue segundos antes de que se abriera el marcador. Arturo Vidal remató con potencia desde afuera del área, Ter Stegen dio un corto rebote, y Sánchez entró a toda velocidad al área chica, pero le pegó mal a la pelota cuando tenía para definir a quemarropa.

Eduardo Vargas también probó un par de ocasiones con disparos desde afuera del área, mientras que Charles Aránguiz remató mal a los 24′ cuando Mauricio Isla le mandó un buen pase al corazón del área.

Otra pérdida del balón, esta vez de Gonzalo Jara, estuvo a punto de costarle caro a Chile a los 44′, y exigió a Claudio Bravo a tapar a bocajarro un tiro de Leon Goretzka.

El VAR volvió a estar en la polémica ya que se revisó una jugada de Jara, quien le propinó un codazo a Werner, sin embargo el árbitro le sacó una tarjeta amarilla cuando era una agresión que merecía la roja. Todavía Jara le aplaudió al silbante.

Antes, Bravo, Vidal y Gary Medel encararon al novel Joshua Kimmich, luego de un choque del arquero.

Al 83′, Angelo Sagal tuvo la oportunidad de emparejar el marcador, sin embargo voló su disparo frente a la meta teutona.

En una de las últimas jugadas, Ter Stegen atajó un tiro libre de peligro de Alexis.